domingo, 9 de marzo de 2008

Freddie Mercury Y The Untold History



Freddie Mercury Y The Untold History

Como líder de Queen, una de las bandas británicas más famosas de los 70 y los 80, Freddie Mercury fue una de las personalidades más distintivas y reconocibles que el rock jamás haya producido: un icono extravagante que millones de fanáticos creían conocer, a pesar de sus múltiples y camaleónicas facetas. En contraste, muy poca gente ha conocido a Farrokh Bulsara, el amable, tímido pero intensamente ambicioso muchacho nacido en la isla africana de Zanzibar y criados por padres de origen persa, provenientes de la provincia india de Gujarat y practicantes de la antigua religión Zoroastrianismo. No obstante, Mercury y Bulsara son las dos caras de la misma moneda y esta es parte de la fascinante historia contada por el director Rudi Dolezal en su documental "Freddie Mercury: The Untold Story".

"Obviamente se trataba de dos personas diferentes. Lo que yo encontraba fascinante era como Freddie podía entretener a una multitud en un estadio enorme como Wembley, actuando como ese “macho man”, ese gran artista, quizás el mejor cantante de rock de todos los tiempos, para después bajar del escenario y convertirse en un tipo tímido y de bajo perfil quien en su casa era el anfitrión perfecto", dice Dolezal. "Era una persona completamente diferente y esa fue una de las cosas que pensé que eran muy interesantes de mostrar en este film; exhibir el costado de Freddie que solo unas pocas personas han tenido la oportunidad de ver".




De origen vienés, Dolezal conoció a Mercury en la década del 70 en una conferencia de prensa que Queen llevó a cabo en Munich para anunciar una gira europea. "Les envié un trabajo que había realizado para la TV alemana, y al poco tiempo recibí el llamado del manager de Queen diciéndome: "¡Necesitamos desesperadamente un video clip y solamente tenemos un día para hacerlo!". Dolezal se ofreció a dirigir el video y ese fue el comienzo de una sociedad artística entre el cineasta austriaco y la banda que abarcó dos décadas y que produjo algunos de los mejores videos de Queen.




Entre esos video clips se encuentran "The Show Must Go On" y "These Are the Days of Our Lives," los cuales han consagrado a Dolezal como un director visionario y con una alta calidad artística. Gracias a esto, Dolezal trabajó con artistas de la talla de The Rolling Stones, David Bowie y Bon Jovi, entre otros. Pero Queen siempre ocupó un lugar especial en el corazón de Dolezal, en parte debido a su larga amistad con Mercury.

Mercury murió en noviembre del año 1991, poco después de 24 horas de anunciarle al mundo que estaba enfermo de SIDA. En ese momento, Dolezal decidió hacer una película sobre su amigo para mostrar al hombre que se encontraba detrás de la estrella de rock. "Fue una experiencia muy dolorosa ver a Freddie morir y cuando finalmente sucedió, había dos cosas en mi alma. Una de ellas era haber podido apreciar esa parte de Freddie Mercury que muy poca gente llegó a conocer y la otra era mi intención de prestar mi arte para la lucha contra el SIDA. Entonces le mostré mi proyecto al manager de Queen, Jim Beach, con el concepto de un film que mostrara el costado de Freddie que sus fans no conocían".



Luego de cinco años de trabajo, "Freddie Mercury: The Untold Story" estuvo completo y fue lanzado en el año 2000. Sin embargo, en ese momento el film pasó desapercibido para la audiencia de los Estados Unidos. El documental recién comenzó a ganar un tardío reconocimiento el pasado mes de abril cuando el crítico de cine del periódico Sun-Times, Roger Ebert, proyectó la versión original del film como parte de su 10º Festival Anual de Cine en la ciudad de Champaign, Illinois. Además, el 6 de octubre, la que Dolezal llama "la versión definitiva" del documental se proyectó como parte del 43º Festival Internacional de Cine de Chicago. (Dolezal era parte del jurado pero su film no participaba de la competencia). Esta nueva versión extendida del film será lanzada en DVD en febrero del año que viene.





"La principal diferencia de esta nueva versión es que incluí mucho más material de Freddie tocando canciones", aclara Dolezal. "Inicialmente, tuve un concepto muy estricto de simplemente contar la historia que nadie había contado, viajar a Zanzibar y a la India y mostrar sus primeros años en Londres cuando Freddie asistía a la escuela de arte. Pero ya han pasado siete años desde el lanzamiento original del film, entonces me pareció necesario incluir más imágenes de su trabajo como artista, con música de Queen y de Freddie como solista. Creo que esto hace que las partes documentales tengan más fuerza, lo que hace que la película ahora sea más completa".




Teniendo en cuenta el obvio afecto que el director sentía por Mercury, el film no se inmiscuye en los detalles más espinosos de la vida del cantante, incluyendo las historias de sus legendarias fiestas bacanales de sexo y drogas o las críticas póstumas recibidas por parte de algunos activistas acerca de la decisión de Mercury de no hablar públicamente acerca de su sexualidad o de los derechos de los gays y de haber esperado tanto para declarar que estaba enfermo de SIDA. Finalmente, Dolezal se inclinó hacia los comentarios de la gente a la que entrevistó, incluyendo a familiares, amigos y sus compañeros de banda, quienes sostuvieron que mientras que Freddie Mercury se sentía muy cómodo arriba del escenario, Farrokh Bulsara deseaba y merecía tener su vida privada.

"Si formabas parte de su circulo intimo, al cual tuve el privilegio de pertenecer durante 20 años, sabias que Freddie era gay," asegura Dolezal. "Pero él no se veía a si mismo como un activista y uno tiene que aceptar que muchos artistas eligen cuál es su rol. Es lo mismo respecto al momento en que declaró públicamente que estaba enfermo de SIDA. Todos sabemos que lo hizo un día antes de morir, pero ¿quién de nosotros puede juzgar a alguien acerca de cuando decirle al mundo que uno es HIV positivo?




"Mi posición respecto a este tema es que si uno es gay, debe ser uno el que decide cuando decirlo públicamente o no. Por otro lado, no nos olvidemos que estamos hablando de una época en los 70 y los 80 en la cual la prensa amarilla británica era muy, muy poderosa y a Freddie le preocupaba mucho el hecho de que si hubiese salido antes del closet, eso hubiera dañado la carrera de Queen. El era un jugador de equipo; la gente puede pensar que él era una diva, pero no. El siempre fue el pacifista, el conciliador. Algo que se muestra en el film sobre esta temática es respecto a la religión en la cual fue criado, el Zoroastrianismo, para la cual la homosexualidad es un pecado. La madre de Freddie dio su primera entrevista a los 82 años para este film. Freddie no quiso lastimar a su familia, por eso se guardó esta parte de su vida para él y su circulo más intimo".

"Freddie Mercury: The Untold Story" se adentra en mostrar como vivía su vida el cantante y echa luz sobre una historia de vida que hubiese sido igual de fascinante aún si Bulsara nunca se hubiese convertido en una estrella de rock. Pero también le agrega una nueva dimensión a la música creada por el cantante, logrando una mayor apreciación de su arte y mostrando como la música sirve como una de las formas culturales de reinvención más importantes. Gracias a todo esto, nunca escucharás el cover de Freddie del clásico "The Great Pretender" ("El Gran Simulador") de la misma manera.






Fuente: Articulo de Jim Derogatis Del Chicago Sun. La traducción fue realizada Esteban Rico para SentidoG.com




...☺...


2 comentarios:

blackthorne dijo...

excelente reseña de este documental
gracias por compartirlo!!!!!!!
saludos!!!!!!!!

Himmaru (lord) dijo...

Gracias a ustedes por estar día día pasandose por este espacio dedicado a Queen...Saludos y gracias nuevamente!